martes. 26.01.2021
El tiempo
Pablo Figueiras
18:59
08/02/17

Que malos son nuestros árbitros

Los fallos arbitrales en la eliminatoria de Copa entre Atlético y Barcelona han suscitado muchos debates acerca de los árbitros españoles. Analizamos a los colegiados uno a uno

Gil Manzano muestra la amarilla a Messi | Foto: fexfutbol
Gil Manzano muestra la amarilla a Messi | Foto: fexfutbol
Que malos son nuestros árbitros

Los árbitros de España son pésimos. Así de simple, cortita y al pie. Cada fin de semana pasa algo, siempre se equivocan. Está claro que tienen un margen, obviamente pueden errar porque son humanos, pero estamos llegando estos últimos años a un nivel que no es normal.

Bien es cierto que se ha mejorado mucho desde épocas más antiguas, sobre todo en el aspecto físico. Lejos quedan los tiempos de Andújar Oliver o Ramos Marcos, donde los árbitros pitaban los penaltis desde el medio campo porque estaban sin aliento. Aun así el nivel técnico de los árbitros estos años ha sido malísimo.

El partido de ayer es un claro ejemplo de un arbitraje de hoy en día: el colegiado se bloquea bajo presión, comienza a cometer errores de apreciación, a sacar muchas tarjetas... En definitiva, se le va el partido de las manos. 

 A continuación analizamos uno a uno a los árbitros de primera división, acompañado de alguno de sus errores más recientes. Imperdible.

Fernández Borbalán: 43 años, del colegio andaluz y lleva 13 años en la máxima categoría, 6 de ellos como internacional. Uno de los peores arbitrajes de esta temporada fue su actuación en el partido de ida de Copa entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona: 2 penaltis no pitados, una agresión sin castigo, muchas tarjetas amarillas sin sentido... incluso Messi acabo desquiciado con el colegiado andaluz. 

Melero López: 37 años, del colegio andaluz y lleva únicamente 2 años en primera. Esta temporada no esta teniendo malas actuaciones pero recordamos un encuentro a comienzos de 2016 entre Deportivo y Valencia en el que el colegiado señaló, a instancias de su asistente, un fuera de juego en una jugada que acabó con un gol del Deportivo, quedando este anulado. Y que de haber subido al marcador, como debería haberlo hecho, hubiera supuesto la victoria del conjunto herculino.

Munuera Montero: 33 años, pertence al Comité de Árbitros de Andalucía y esta es su primera temporada en primera división. A pesar del poco tiempo que lleva en la categoría reina, ya tiene desquiciados al Celta, con dos arbitrajes lamentables a comienzos de esta temporada en los partidos del Celta ante el Leganés (en el debut del colegiado en Primera), donde anuló erróneamente un gol a Iago Aspas, y contra el Eibar en Ipurúa, donde no señaló un claro penalti después de un derribo dentro del área del portero armero Asier Riesgo sobre el extremo belga Bongonda. En este último partido acabó expulsando a Hugo Mallo y a Sergio Álvarez (que estaba en el banquillo).

Clos Gómez: 44 años, del colegio aragonés y lleva 11 años en LaLiga, siendo internacional desde el año 2009. Esta temporada fue el encargado de arbitrar el Clásico, en el Camp Nou, donde salió beneficiado el Barcelona por un gol que debió ser anulado por fuera de juego de Luis Suárez.

Jaime Latre: 37 años, del colegio aragonés y lleva 3 temporadas en la primera división española. A comienzos de esta temporada arbitró el Sevilla-Barcelona de liga, partido en el que fue criticado por no señalar un posible penalti a favor del Sevilla, un fuera de juego posicional en uno de los goles del Barcelona y añadir muy poco tiempo en relación al tiempo que se había perdido. Otro de los partidos malos del colegiado fue en el Real Madrid - Deportivo donde claramente benefició a los blancos no señalado una falta (que acarrearía la segunda amarilla a Danilo) cuando Babel se dirigía sin oposición a la portería del Madrid (podría haber puesto el 1-3 en el marcador).

Hernández Hernández: 34 años, colegiado canario con 4 años de experiencia en la máxima categoría del fútbol español. Su error más sonado se ha producido hace relativamente poco. El famoso gol fantasma del Barcelona en su partido ante el Betis, gol que habría supuesto la victoria culé.

Trujillo Suárez: el canario está debutando esta temporada en primera. Uno de los encuentros que dirigió fue el Granada-Eibar en el Nuevo Los Cármenes, donde tuvo una polémica acción en la primera mitad en la que expulsó al portero eibarrés por entender que era el último hombre, aunque había un defensa por detrás. Sorprendentemente, esto no afectó al resultado ya que los armeros se llevaron la victoria.

González González: de 42 años, pertenece al colegio castellano-leonés y que lleva en LaLiga desde la temporada 2009/2010. Fue nombrado como el mejor árbitro de la pasada temporada por el Comité Técnico de Árbitros, pero muchas de sus actuaciones no le favorecen: un Clásico, un Real Sociedad-Barcelona...etc

Álvarez Izquierdo: 44 años, colegiado catalán y que está en la primera división desde el año 2006. El de Barcelona no tuvo una actuación demasiado afortunada en el derbi gallego, donde señaló un penalti cuanto menos dudoso a favor del cuadro celeste en el mejor momento del Deportivo en el partido.

Estrada Fernández: 41 años, del colegio catalán y que debutó en primera en 2009. En el encuentro entre Osasuna y Sevilla, hubo un córner en el que Franco Vázquez, empujó a Oriol Riera haciendo falta para poder rematar y marcar. El colegiado concedió el gol y no señaló la infracción. La peor actuación que se le recuerda fue en un Sporting-Dépor que finalmente acabaría con el equipo gallego en segunda división y con Estrada Fernández en "la nevera".

Del Cerro Grande: 40 años, del colegio madrileño y cuyo debut en LaLiga se sitúa en 2011, siendo internacional desde hace 3 años. Su actuación más conocida, la última final de Copa entre Sevilla y Barcelona donde expulsó (justamente) a tres jugadores, pero no amonestó con tarjetas amarillas a Rami o Vitolo (que huberan supuesto su expulsión).

Martínez Munuera: 34 años, colegiado valenciano que debutó en 2013 en primera. En la jornada tres, en el partido entre Sevilla y Las Palmas "se comió" un piscinazo de Vitolo dentro del área y que el Sevilla convirtió en gol para acabar remontando el partido.

Mateu Lahoz: 39 años, árbitro del colegio valenciano que empezó su andadura en LaLiga en el año 2008. Uno de los árbitros más conocidos y polémicos. Uno de sus últimos arbitrajes penosos fue el del partido de ida entre el Sevilla y el Real Madrid, en el que señaló un penalti a favor del Real Madrid que no existía (realmente Modric, jugador equipo blanco, empujó a James) y no indicó una falta a favor del Sevilla que posteriormente facilitaría un gol del equipo de Zidane.

Iglesias Villanueva: 41 años, natural de Pontedeume, Galicia, hace su primera aparición en el año 2010. Un fallo clamoroso del gallego fue en el encuentro entre Villareal-Barcelona, donde no señaló una mano clamorosa dentro del área de Bruno Soriano, jugador del submarino amarillo, que habría supuesto un penalti a favor de los culés.

Sánchez Martínez: 33 años, del colegio murciano, que debutó la pasada campaña en primera Es uno de los pocos árbitros que no tiene manchas en su historial, de hecho, a pesar de su escasa experiencia en la máxima categoría, ya es internacional.

Undiano Mallenco: 43 años, colegiado navarro, que tiene su debut en el año 2000. También es bastante conocido y se ha encargado de arbitrar infinidad de partidos importantes. Uno de sus errores más reseñables esta temporada sucedió en el partido que enfrentó a Granada y Deportivo donde anuló un gol a los gallegos que debería haber subido al marcador, ya que Ryan Babel estaba en posición correcta. Pocos minutos después de esa acción, que hubiera supuesto el 0-2 a favor de los gallegos, llegó el empate del club nazarí.

Ocón Arraiz: 36 años, riojano, debutante en LaLiga. Tampoco ha tenido muchos encuentros como para valorar su nivel.

De Burgos Bengoetxea: 30 años, el más joven, del colegio vasco, y que está en su segunda temporada en primera división. Arbitró el encuentro de ida del enfrentamiento entre Atlético y Barcelona, donde, en el gol del Atlético, no señaló un agarrón a Suárez que evitó que pelease por el balón.

Vicandi Garrido: 31 años, colegiado vasco y que debutó en el año 2014. A finales de la temporada pasada, arbitro un partido entre Málaga y Levante en la Rosaleda, en el que el conjunto granota se la jugaba. Con 1-1 en el marcador anuló un gol del Levante, que debería haber sido gol, y que hubiera supuesto un 1-2 y habría cambiado por completo el encuentro. Finalmente el Málaga se llevó el partido condenando a los valencianos al descenso a segunda división.

Gil Manzano: 33 años, del colegio extremeño y cuyo debut se produce en el año 2012, con tan solo 28 años. Nada hay que decir de este árbitro si has visto el partido de ayer entre el Barcelona y Atlético de Madrid, tres rojas muy rigurosas, múltiples amarillas, gol anulado a Griezmann por fuera de juego inexistente... Ha privado al Atlético de intentar buscar el pase a la final en una hipotética prórroga.

Desde mi punto de vista me parece increíble que Vicandi Garrido, que descendió al Levante, Estrada Fernández, que provocó el descenso del Deportivo de la Coruña, o Gil Manzano, que lleva numerosas malas actuaciones y aun encima pertenece a una peña del Athletic Club de Bilbao, estén arbitrando a este nivel.

Mucho nos quejábamos de los Muñiz Fernández, Iturralde o los hermanos Teixeira Vitienes, pero la verdad, que bien ejercían su profesión en relación a los árbitros de hoy en día que, muchas veces, quieren llegar a ser más protagonistas que los jugadores. 

Comentarios