martes. 11.08.2020
El tiempo
12:51
23/03/17

Los padres en el fútbol base, un problema que no encuentra solución

Uno de los dilemas que afectan al fútbol base son los padres. Un apartado al que hay que darle una solución por el bien de todo lo que rodea al fútbol.

Padres en el fútbol base. Fuente: Lo que mi ojo no ve
Padres en el fútbol base. Fuente: Lo que mi ojo no ve
Los padres en el fútbol base, un problema que no encuentra solución

Lo ocurrido en Mallorca ha sido un capítulo más de un problema que tiene lugar una semana sí y otra también en los campos de fútbol base en España. Un suceso que ha sido protagonista en estos días tras una brutal pelea entre padres de dos equipos de categoría infantil en la ciudad balear. Aunque este es un problema que se esconde, y no encuentra una solución.

Con este artículo no trato de generalizar, pero si de mostrar una opinión que debe de hacer eco en cada padre que desea que su hijo disfrute con este deporte. Además de escribir como redactor, escribo como entrenador de fútbol base que soy.

Cada partido de fútbol base es un episodio diferente que conlleva insultos al árbitro, a los jugadores del equipo rival y que puede terminar en una batalla entre padres. ¿Es esto necesario? ¿Y por qué no se le encuentra a esto una solución?

Me dirijo a los que sientan identificados con este último párrafo. Cuando su hijo firma su primera ficha como jugador, lo único que busca es diversión con sus compañeros, lo único que busca es disfrutar con cada toque que le da al balón, y lo único que encuentra, es a un padre que desea que gane todos los partidos que juegue, que solo piense competir, y que algún día vista la camiseta de su club favorito.

Aunque no quieran verlo, ustedes son los que provocan que su hijo no disfrute con el fútbol, porque desde que son prebenjamines, le están inculcando la competición, le están inculcando que si están practicando este deporte es para un día comer tanto usted como él, y así nunca alcanzará ese sueño que solo usted se plantea, ya que su hijo solo busca la diversión.

Una de las víctimas de este problema, son los entrenadores. El principal objetivo de un entrenador de fútbol base es la formación y diversión de cada jugador que forme su plantilla. La competición se encuentra en un segundo plano, y eso es algo que cuesta entender por parte de algún padre. Usted tiene que preocuparse por esos dos objetivos, el tercero ya llegará.

Por último, usted es su padre, es la referencia para su hijo, es en lo primero que se va a fijar para ser un hombre en el día de mañana, y viéndolo protagonizar algún espectáculo en un campo de fútbol o fuera de él, no le hará aprender los valores de una persona. Yo no soy nadie para entrometerme en la educación de una familia, pero sí para identificar y hacer ver el principal problema que tiene este deporte. Un niño no tiene que llorar por perder, un niño no debe de llorar por el fútbol, al contrario, tendrá que sonreír por tener la suerte que algunos no tienen, de poder practicar este deporte.

Este artículo no va dirigido a todos los padres, pero sí a los que se sientan identificados con él. Con esto no voy a cambiar el mundo, pero sí espero que alguno reflexione y piense que su hijo sonreirá cuando usted lo haga, y disfrutará cuando lo vea disfrutar a usted.

Nicolás Rodríguez García

@NicoRodri7

Comentarios