martes. 20.10.2020
El tiempo

CHAMPIONS LEAGUE

Sergio Ramos y Morata consiguen sellar el pase del Real Madrid

El Real Madrid consiguió imponerse al Nápoles en el duelo que enfrentó a los blancos en el Estadio de San Paolo, pese a ir por detrás en el marcados tras un gran gol de Mertens

Sergio Ramos celebra un gol ante el Nápoles | Fotografía: EFE
Sergio Ramos celebra un gol ante el Nápoles | Fotografía: EFE
Sergio Ramos y Morata consiguen sellar el pase del Real Madrid

El Real Madrid de Zinedine Zidane ya está en los cuartos de final de la UEFA Champions League tras imponerse por 1-3 al Nápoles en el encuentro disputado en San Paolo. La afición del conjunto italiano estuvo como nunca, realizando una fuerte presión sobre el cuadro merengue, pero los hombres de Zidane consiguieron revertir un partido que se había puesto cuesta arriba tras el 1-0 de Mertens

El conjunto blanco estaba siendo totalmente dominado por un Nápoles que mantenía una presión alta ciertamente asfixiante. La idea de Sarri era robar lo más arriba posible para ganar metros, aprovechándose del estado de forma inquietante de la defensa blanca. Así fue, Mertens aprovechó una buena contra para, con un disparo cruzado, poner por delante al Nápoles. El conjunto italiano solo necesitaba un gol más para pasar a la siguiente ronda. 

Dicho gol parecía que llegaría más pronto que tarde, ya que el Real Madrid no conseguía enlazar jugadas largas de peligro. Ahora bien, Cristiano Ronaldo dispuso de una ocasión muy clara ante Pepe Reina, la cual estrelló contra el palo cuando todo el estadio ya veía el balón dentro de la portería. Poco después, Mertens haría lo propio, estrellando el balón con el palo en una jugada que pudo suponer el 2-0. 

Tras el descanso, el Real Madrid cambió el chip, aprovechando además el gran desgaste del Nápoles tras una primera parte a un nivel sublime tanto en lo deportivo como en lo físico. Asimismo, el Real Madrid tuvo la "suerte", si queremos llamarlo así, de volver a ver como su capitán, Sergio Ramos, empataba el encuentro con un bonito y potente remate. Nuevamente Ramos salvaba al Real Madrid

Minutos después, Ramos volvió a calcar la jugada anotando el 1-2, pese a que la UEFA finalmente le dio el tanto a Mertens en propia puerta. Dicho gol significó la tranquilidad para un Real Madrid que empezó a tener el control del esférico, mientras que el Nápoles no tuvo más remedio que resignarse a una historia que tenía un difícil cambio de papeles. 

La puntilla llegó en los instantes finales cuando Álvaro Morata hacía el 1-3 final tras rematar un balón que había sido rechazado a un disparo previo de Cristiano Ronaldo. Un gol que demostró el gran acierto goleador del canterano blanco, a la vez que puso al Real Madrid en el sorteo que se celebrará próximamente, correspondiente a los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Comentarios